Maquetar un post en WordPress de forma correcta puede ser la diferencia entre posicionarlo en las primeras páginas de Google o hundirlo en los resultados, lejos de las búsquedas de los usuarios.

La mayoría de las personas que nos dedicamos a bloguear lo hacemos porque nos gusta escribir. Sin embargo, a la hora de llevar nuestro contenido a WordPress no sabemos qué diseño necesita, más allá de la plantilla que tienes instalada.

También puede ocurrir que esta tarea te haya sido asignada en tu empresa y te encuentres igualmente perdido.

En cualquier caso, si sientes que necesitas aprender o corroborar que la técnica que estás empleando es la correcta, este post te ayuda a ello. Si ya dominas este tema y quieres descubrir cómo utilizar los contenidos en una estrategia de inbound marketing, descárgate la guía El papel de los contenidos en el funnel de inbound marketing gratis aquí.

Comenzamos.

¿Para quién escribes?

Antes de ponerte a escribir cualquier contenido digital debes pensar para quién escribes. Verás que esto es importante para entender cómo maquetar un post en WordPress.

Debes tener en cuenta dos aspectos importantes:

  1. Te van a leer personas y es esencial que tengas en cuenta que tienen que entender lo que dices y que debes proponerles un texto fácil de leer.
  2. Te interesa posicionarte en Google. Y, por eso, tienes que ser capaz de integrar los aspectos que el buscador tiene en cuenta para posicionarte. Y todo sin entorpecer la buena lectura de los usuarios.

1. Escribes para personas

Es evidente que quienes vamos a leer tu post somos personas. ¿Sabes qué perfil tienen? ¿Cuál es tu target? ¿Y tu buyer persona?

Además de ofrecer un contenido útil y de calidad para tus usuarios, debes tener en cuenta otros aspectos relevantes que definen a tu comunidad:

  • El tono en el que escribes debe estar alineado con el suyo. No es igual dirigirte a directivos o responsables de departamento (si tu negocio es un B2B), que consumen tu contenido en horario de oficina, que hablar consumidores finales (si tu negocio es B2C), que te leerán en su tiempo libre.
  • Utiliza un lenguaje sencillo y directo. Al escribir un post lo mejor es que utilices frases cortas con un vocabulario sencillo. Verás que tienes más éxito que si recurres a técnicas de escritura pensadas para la creación de un libro. Cada medio de comunicación tiene su estilo.
  • Ve al grano. Hay miles de posts que se publican a diario y muchos de ellos llegan a tu target. El tiempo de lectura que tenemos es limitado. Por tanto, ¿por qué crees que van a elegir leer el tuyo y no el de otro blogger o marca? Capta la atención de tu público con la primera frase y no alimentes la infoxicación con contenidos demasiado elaborados, redundantes o retóricos.

2. Escribes para Google

En general, me refiero a los buscadores, aunque principalmente a Google. En los países de habla hispana, este es el que habitualmente utilizamos. Por eso debemos estudiar cómo funcionan sus algoritmos.

Hablar de Google es hablar de SEO.

Plantéate que si quieres posicionar los contenidos de tu blog, tienes que pensar en qué le gusta a él, sin dejar de lado a tu público.

Como dice Jorge González (Koke): Si gusta al usuario, le gusta a Google. Y si le gusta a Google, me gusta a mí.

En el siguiente capítulo vemos, de forma más detallada, cómo debes trabajar el SEO cuando escribes un post.

Aspectos clave para escribir un post

Las claves y consideraciones de las que hemos estado hablando son la base para construir un post de éxito. Sobre ellas se asienta la parte más técnica de cómo diseñarlo en el gestor de contenidos (WordPress).

En este capítulo vamos a hablar de aspectos que están directamente relacionados con la forma en la que tenemos que maquetar un post en WordPress.

Piensa que todo lo que vamos a comentar ahora se ha de llevar a la composición final que decidas realizar con tu contenido en tu blog.

Una vez ya tienes identificado para quién escribes tus contenidos, has de incluir las siguientes reglas que Google tiene en cuenta para valorar la calidad de tu artículo:

  1. Elige un tema que interese a tu público y le sea útil. Si no es así, nadie querrá leerte ni compartir tus contenidos.
  2. Respeta el calendario de publicaciones que te has marcado y sé regular. Tus seguidores te esperan y si no cumples tú, ellos se sentirán defraudados.
  3. Escribe un título atractivo en el que la palabra clave que elijas esté lo más a la izquierda posible.
  4. La primera frase que escribas en el post debe contener la palabra clave elegida.
  5. La última frase del post debe contener la palabra clave y hacer una “llamada a la acción”, es decir, pedir a los lectores que comenten el post, sumen su experiencia o cualquier asunto que sea apropiado.
  6. En el cuerpo del texto también debes incluir varias veces la palabra clave. ¿Cuántas? Pues depende de la longitud de tu post. Hay plugins que puedes instalar y que te orientan sobre ese porcentaje. Lo vemos en detalle si sigues leyendo.
  7. Redacta un post de, al menos, 500 palabras. Pero debes saber que cuánto más largo sea, mejor lo posiciona Google. Eso sí, piensa también a qué está acostumbrado tu target. No queremos agobiarle con un artículo demasiado extenso. Pretendemos que nos lea.